Hacia adelante. Feliz Navidad.

Hacia adelante, siempre.
Como el impulso materno de empujar.
Si ella, madre o naturaleza nos obliga,
por qué esa reticencia a seguir
hacia adelante cuando
media vida transcurre
y los años son inciertos,
consabidos y vividos.
Hacia adelante con o sin bagaje;
con o sin miedos.
Los días están marcados.
Hecho todo sacrificio,
nadie te necesita más que tú a ti mismo.
Ya no hay excusas ni esperanzas tibias.
Si queda un rescoldo, un grito,
un gozo donde acunarte,
llora, grita, ríe…,
y sé un tirano, sin mirar
la crispación de los que te arrullan
y mecen la cuna que te retiene
anclado, dormido, casi expirando.
Feliz Navidad.

Anuncios