EMPAÑADA

EMPAÑADA

Una mujer mira
a través de los cristales
de una ventana,
pero no ve.
Mira, pero no ve.
Los cristales están empañados;
sus ojos están empañados;
su esperanza está empañada.

No ve el paisaje de tejados
ni sobre ellos,
a los gatos soliviantados
desde que febrero asomó.

Es su vida la que se muestra
en una sucesión de fotogramas,
de imágenes impresionadas
en sepia, difusas,
pasadas a gran velocidad.

Y si no fuera porque conoce
lo que hay tras ellas,
podría empañar , aún más,
los opacos cristales
con el aliento de una carcajada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s